Seleccionar página

No importa cómo ni dónde ni por qué, el fin de tus fotografías es emocionar y sorprender a aquél que las observa. No importa si les haces sufrir o reír, derretirse de ternura, o simplemente haces que se pregunten sobre ellas. Lo importante es que sientan algo al verlas 😉

Pin It on Pinterest

Shares
Share This