Seleccionar página

Son primos hermanos y no se entiende la una sin el otro. Hay que ver cine, mucho, clásico y moderno, documental y ficción, en blanco y negro y en color. Cine independiente y comercial, de todo. Piensa que cada una de las escenas se ha trabajado meticulosamente, con una luz, un encuadre y un lenguaje que, fotograma a fotograma, es idéntico al fotográfico. Cuando veas una película, trata de abstraerte e identificar las composiciones, los juegos de luz, el color, el foco en los personajes… Poco a poco y sin esfuerzo, irás absorbiendo tranquilamente desde el sofá un montón de información e irás, sin darte cuenta, adiestrando tu ojo fotográfico.

 

Pin It on Pinterest

Shares
Share This